Vuelta al mercado: el panorama de las webs para conocer gente

the dating game 615Por mucho que mi ego se resiste a dejarla ir y que todos los manuales dicen que NUNCA se tiene uno que poner a buscar el clavo que supuestamente ayuda a sacar el clavo anterior sin dejar pasar un tiempo prudencial, me registré en unos cuantos de esos sitios para conocer gente que tanto abundan en internet.

Se dice que tras sufrir un golpe emocional, se requiere un periódo de duelo que puede durar desde semanas hasta años. El golpe en mi caso fue demoledor. El duelo inmenso. Pero me resisto a dejar que el tiempo pase sin hacer nada. Aunque no digo que esta sea la mejor manera de hacer algo. Pero para alguien que no tiene con quien salir a los lugares habituales, es una de las pocas alternativas que hay.

Pese a lo fácil que parece todo, esto del online dating es una fuente de frustración que me hace preguntarme si merece la pena prestarle la más mínima atención. Pero bueno, no voy a rendirme ante las primeras dificultades.

Os preguntaréis: ¿de qué dificultades hablas? a saber:

  • La edad: La mayoría de la gente apuntada a este tipo de sitios se encuentra entre los 18 y los 35 años. La verdad es que no he mirado otros perfiles masculinos, pero da la impresión que la cosa “se mueve” entre gente más jóven. Además he visto con sorpresa que la mayoría de las mujeres que dicen la edad del hombre al que buscan suelen preferir hombres de su edad o más jóvenes. No sé a qué se debe esto, no sé si es una anomalía, o es parte del cambio social que vivimos y está aquí para quedarse.
  • Oferta/demanda: Por mucho que la población está más o menos equilibrada, da la impresión de que cada mujer tiene un exceso de oferta que parece impedirle leer y por supuesto contestar a todos los mensajes que recibe. O mejor dicho, que tiene tal abanico de ofertas, que puede permitirse ser exigente y esperar pacientemente a que el hombre perfecto aparezca y le diga hola.
  • El maldito postureo y la tontuna reinante: Es increíble cómo en prácticamente todos los perfiles femeninos de este tipo de webs, las propietarias se desgañitan en hacernos ver a todos lo felices que son, que adoran su trabajo, “que no buscan nada, pero si sale algo, bienvenido sea” (esta frase aparece muuuchas veces). Leyendo eso no tengo ni idea si puedo decirle hola, o si estaré perdiendo el tiempo. Si no buscas nada ¿qué haces aquí? Esto es algo que me he sentido tentado de preguntarle a un par de ellas. Y bueno, también está la tontuna, la risa floja, el no tener nada que decir. De las contadísimas respuestas que he recibido a mis mensajes, la inmensa mayoría se limitan a contestar mis preguntas con monosílabos. Ni un signo de interés por su parte. Ni que decir tiene que esas “conversaciones” se acaban en cuestión de minutos. Y luego las que responden sólo con caritas o peor aún, con “jajajajajas”. Es preocupante la cantidad de tipas de estas que me encuentro. ¿Tan gracioso soy?

Y bueno, la verdad es que cada uno de estos sitios da para un post completo. Quizás es una buena idea. Así, chicas, sabréis cómo se ve la cosa desde el otro lado. Quizás podamos ayudarnos mutuamente a comprender qué demonios pasa.

¿Cuál es tu experiencia en las webs de citas?

online dating adviceonline-dating-levels

Anuncios

10 pensamientos en “Vuelta al mercado: el panorama de las webs para conocer gente

    • Bueno, patéticas o no, sois las que tenéis la sartén por el mango. Patéticos lo somos nosotros, que tenemos que hacer el pinopuente para conseguir que miren nuestro perfil. Y ya no cuento lo que tenemos que hacer para conseguir una simple respuesta, aunque sólo sea lo del jajaja. Y buff, lo de conseguir quedar ya ni te digo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Ostras Pedrín….que te voy a contar que no hayas leido en mis post…. Supongo que el problema es que todos pensamos que merecemos algo mejor… y Sí…a las mujeres la oferta nos da opciones de elegir…pero tan sólo elegimos a un compañero de cama….porque obviamente y como te he contado muchas veces, hay adversión generalizada a cualquier tipo de compromiso….Es lo que hay: lo tomas o lo dejas…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Pedrina. Pues a eso voy. Soy vosotras y sólo vosotras las que decidís elegir tan sólo a un compañero de cama, porque aunque digáis que no, a esos que en cuanto huelen compromiso desaparecen, se les ve venir desde bien lejos. Tan sólo consiste en escucharlos. Si te dicen lo que quieres oir, ahí los tienes. Tan fácil como eso. Un ejemplo gratis. Ponte en una cita zapatillas de esas “manoletinas”. Pregúntale si le gustan. Si te dice que sí, sal huyendo como del diablo. Bueno, a no ser que quieras a otro compañero ocasional de cama.
      Pero bueno, yo comprendo que ante la duda lo tomes… todos haríamos lo mismo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Tiempo al tiempo.

    Pienso que ante rupturas (que de verdad nos hacen sentir “solas”), se deben buscar -más que personas- actividades nuevas: aprender a hacer algo nuevo (baile, idioma…).
    Eso rompe la rutina y te sumerge en un nuevo circulo social.
    ¡Un saludo!

    Me gusta

    • Hola, Saliary. Gracias mil por añadir tu aporte al debate. ¿Baile? Quisiera al menos apuntarme a algo que me gusta, que si no, se me nota de lejos. Otro día hablaré de los hombres que dicen que les gusta bailar, que da para otro post entero. Idiomas? Quizás… pero la verdad es que en cualquiera de las actividades que me gustan tan sólo encuentro hombres, muy majos, eso sí. ¿Otro post sobre “dónde se meten las mujeres”? 🙂

      Me gusta

      • Hola!

        Nadie te está diciendo que te hagas asexual ( o no deberías), porque si deseas un mundo sin hombres, tendrás que desapareces; incluso en lesbilandia los hombres y las mujeres somos iguales.

        Así que hasta que no mejores tu actitud, dudo que puedas superar la “crisis”. Y no creo que haya problemas en ninguna persona más que en sí mismo, todas las situaciones son un punto de vista.

        ¡Un saludo!

        Me gusta

      • Hola de nuevo.
        No está en mis planes hacerme asexual, válgame dios. Ni de hacer desaparecer a todos los demás hombres, ¡qué demonios!
        Sólo decía que pese a lo que se quiere hacer creer, lo de conocer gente haciendo cosas que te gustan es por lo general algo que no por repetido es necesariamente cierto. Es alarmante o al menos curioso lo polarizados que estamos hombres y mujeres en cuanto a aficiones. Te pongo algún ejemplo: moteros, naturistas, fotógrafos, montañeros, baloncestistas, traders, aprendices de ruso… y podría seguir listando aficiones de las mías en cuyas reuniones, cursos, foros, etc. hay un porcentaje ínfimo de féminas, y cercano al cerocoma en cuando a féminas solteras.
        Me harías un favor tremendo si además de decirme lo del cambio de actitud (algo que ya sé, créeme), me dieras una guía de hacia dónde orientar ese cambio. ¿Debería aficionarme a actividades predominantemente femeninas? La verdad es que tengo pendiente un cursillo de cocina Thai… 🙂

        Me gusta

      • Yo me muevo entre actividades masculinas, estudios, trabajo, deporte, todo donde yo soy la única o casi única mujer.
        Te aseguro que no existe “mejor amiga” mejor que el pensamiento de un masculino jejejeje

        Todo está en dejar de pensar en “ligar”. Mientras se piense en ello, ellos creerán que tu tienes intenciones, y regresará el círculo vicioso. Los hombres son grandes amigos cuando dejas las cosas fluir, y claras.

        En cuanto actividades, como si es ir a misa, mientras no sea con las mismas amistades de siempre. Piensa siempre en ampliar el círculo social, ahí hallarás el cambio.

        Un abrazo!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s