El estigma de la soledad

lonelinessHoy he salido a dar una vuelta. Hoy era la fiesta de la Mercè en Barcelona y la ciudad estaba en ebullición con miles de actos en la calle. El parque de la Ciutadella estaba lleno de gente. He ido a tomar el sol, a ver que se cocía por allí, y de paso salir un poco de casa para que me diera el aire.

Sé que en los momentos más bajos de la depresión que sin duda estoy recocinando en mi cocina mental particular, es un tema tabú ponerse a reflexionar sobre temas trascendentales como este, pero al ver tanta gente por ahí, no he podido evitar pensar en la soledad. No sólo en la mía, tema recurrente en mi blog y en mis días y noches, sino en la soledad que sin duda es la enfermedad más grave que acucia al ser humano occidental.

Me he dado cuenta que en el parque, donde fácilmente había más de cinco mil personas, no se veía prácticamente a nadie solo. Todos iban con su familia, con sus amigos, con su pareja… y mira que he buscado en cuanto he sido consciente de ello… y sólo me he encontrado a mí mismo. Y me he preguntado si era porque yo soy la única persona solitaria en toda la ciudad.

En esta sociedad en la que vivimos -y más en esta cultura mediterránea- no es nada “cool” salir solos a la calle. Me he imaginado a cientos, a miles de personas solas en sus casas deseando salir a pasear por las calles festivas de la ciudad, pero que no lo han hecho porque simplemente no tenían a nadie con quien salir. La cosa se hace más visible durante estos días de “fiesta”, ya que el resto del tiempo todos vamos de un lugar a otro con algún propósito, sea ir al trabajo, al gimnasio o de vuelta a casa. Pero durante estos días cuando se sale a pasear, a disfrutar del solecito de otoño, nadie se atreve a salir solo de casa.

Porque solos no se disfruta igual. Las experiencias no saben igual si no se comparten.

Y ya no hablemos de ir solos a sitios como un bar, una discoteca, o incluso un restaurante o el cine. Hay una regla no escrita que dice que alguien que va solo a los lugares de esparcimiento tiene un serio problema de relación con la sociedad. Se tiende a aislar a las personas solas, o también puede ser que las personas solas no se acepten como tales a sí mismas y prefieran quedarse en casa para no tener que afrontar el mal trago.

Será por el momento en el que me encuentro, pero me da la impresión de que la soledad es el mayor cancer del ser humano moderno y que cada vez tendemos a aislarnos más y más. Cada vez somos más intransigentes, cada vez aguantamos menos, cada vez compramos más cosas para hacernos sentir que no necesitamos de los demás. Pero a la vez, cuando recuperamos la consciencia de nuestro ser, nos damos cuenta de lo solos que estamos. No importa que estemos rodeados de gente, muchas veces la soledad mayor se da cuando precísamente nos damos cuenta de que estamos con alguien solo por el terror absoluto que tenemos a la soledad, a escuchar nuestros propios pensamientos.

Y al contrario que sucede con el resto de enfermedades, de esto no se habla. Es un tabú que hace que cada vez vaya a peor. En este momento hay millones de personas que se sienten desesperadamente solas.

Por eso, quien tenga amigos de verdad y cercanos, que los cuide. Quien sepa con certeza que su compañero/a en la vida es realmente eso, alguien con quien formar equipo, que está contigo a las duras y a las maduras, que estará allí para recogerte cuando caigas, que no le deje marchar. No hace falta que lo diga yo, todos sabemos que nos damos cuenta del valor de algo, mejor dicho de alguien, cuando lo hemos perdido.

Anuncios

Un pensamiento en “El estigma de la soledad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s