Bailando con dos pies izquierdos

tanguilloEl otro día hice una “compra” por impulso.

Había estado leyendo un par de horas sobre lo de cambiar de hábitos para conseguir cambiar de vida, porque lo que está claro es que al seguir haciendo las mismas cosas de la misma manera, los resultados volverán a ser los mismos. Y echando un vistazo a la lista de Meetups (el gran recurso de l@s que, como yo, carecemos de contactos) del día, apareció uno que decía “Noche de Tango”. Sigue leyendo

Anuncios

Vuelta al mercado: el panorama de las webs para conocer gente

the dating game 615Por mucho que mi ego se resiste a dejarla ir y que todos los manuales dicen que NUNCA se tiene uno que poner a buscar el clavo que supuestamente ayuda a sacar el clavo anterior sin dejar pasar un tiempo prudencial, me registré en unos cuantos de esos sitios para conocer gente que tanto abundan en internet.

Se dice que tras sufrir un golpe emocional, se requiere un periódo de duelo que puede durar desde semanas hasta años. El golpe en mi caso fue demoledor. El duelo inmenso. Pero me resisto a dejar que el tiempo pase sin hacer nada. Aunque no digo que esta sea la mejor manera de hacer algo. Pero para alguien que no tiene con quien salir a los lugares habituales, es una de las pocas alternativas que hay. Sigue leyendo

Hablando de vacío

vacioTodavía sigo intentando buscar una cuerda emocional de la que tirar para sentir dolor por la reciente muerte de mi padre. Pero sigo sin encontrarla. No sé si todo el cataclismo emocional que estoy sufriendo durante estos últimos meses ha hecho que lo de la muerte del viejo pasara a segundo plano, o es que realmente estábamos tan lejos como para cortar todo tipo de vínculo con él. Pensándolo una y otra vez, si tuviera que describir los sentimientos que esta muerte me ha provocado en este momento de mi vida, los resumiría en tres palabras: fastidio, alivio y vacío. Sigue leyendo

El Masterplan

SoledadHace dos semanas estaba yo en lo que yo creía que era el punto más bajo de mi escala existencial. Una serie de hechos desafortunados, sazonados con mi propia ansia de autodestrucción, la timidez enfermiza y el aislamiento y la falta de integración en una ciudad donde al fin y al cabo vinimos a vivir por que fue idea suya, me tuvieron sumido en ese lugar del alma donde todo es oscuro y pesado. Sigue leyendo